Durante el mes de julio de 2020 se registró un incremento del 21,7% en los despachos de vinos al mercado interno respecto a igual mes del 2019. Tintos, varietales y botellón, marcan la tendencia en consumo en Argentina.

El consumo de vinos en el mercado interno, durante el mes de julio, mostró cifras positivas y el crecimiento acumulado de los primeros siete meses del año revirtió una tendencia que afectó a la vitivinicultura argentina durante años, según lo indica el último informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Durante julio 2020 se registró un incremento del 21,7 % en los despachos de vinos al mercado interno respecto a julio del año anterior con un volumen total cercano a los 98 millones de litros. Un dato importante para el sector es que no se registraban cifras similares para un mes de despachos en los últimos siete años.

En su cuenta de Twitter, el presidente del INV, Martín Hinojosa, expresó que es “una excelente noticia para el sector vitivinícola. El consumo en el mercado interno durante julio tuvo la mayor suba en siete años”.

Asimismo, el crecimiento acumulado en los siete meses de 2020 representa un aumento del 9,4 % con respecto a igual periodo de 2019. Se alcanzaron los 535 millones de litros de vino en lo que va del presente año. Este aumento acumulado en el mercado interno marca un cambio de tendencia respecto a lo que sucedió en los últimos años.